Seguidores

miércoles, 21 de noviembre de 2012

FRAGILIDAD...




Acércate en silencio 
a mis fisuras
adelgazando el grosor 
de tus pisadas.
Hoy está mi superficie
 tan desnuda
que al más mínimo roce 
se desgrana

No era de roca 
ni alabastro,
tampoco inoxidable 
cual acero.
Y hoy se muestra frágil 
como el barro
expuesto a los golpes 
del mortero.

Si vienes hasta mi 
no me menciones,
acalla en ti el impulso 
de nombrarme.
Y di a tu corazón 
que me perdone
que el mío a duras penas 
aún late.



2 comentarios:

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Bonito, muy bonito este poema.

Un abrazo.

luciernaga_poeta dijo...

Muchas gracias Rafael, muy amable de su parte leerme y dejar su comentario.
Mis saludos

Cecy