Seguidores

lunes, 26 de septiembre de 2016

VUELVES...



Llegas con las alforjas llenas
rebosantes de tiempos de ayer
y dejando fluir auroras
abres llaves de la niñez.

Al pelo monto en las ancas
galopando hacia el pasado
y como si fuesen de agua
me pierdo en tus ojos claros.

Te hablan por mi todas las esquinas
y cada rincón de esas calles
donde se regaron las deudas
de mis manos entre tus manos.

Nadie nos vio tan desnudos
como la tarde aquella de Marzo
éramos dos hojas pendulares
cayendo en círculos por el aire.

Vuelves...