Seguidores

jueves, 1 de agosto de 2013

INDÓMITA...


Indómita, solías decirme
"eres potranca en la montaña".
Mientras mis ojos rasgaban orgullos
tus manos me dibujaban.

Indómita, "eres la fuerza del agua",
me lo escribías en la espalda
con caligrafías que en versos
dejaban estelas de plata.

Indómita pero mía, así te quiero,
mi estrella fugaz y lejana.
Derramándote en luz de vida
sobre mi cuerpo y mis sábanas.

Indómita, aunque me duelas
desde la herida proclamabas
mientras en el alma me prendías
la fuerza de tus dos alas... 






2 comentarios:

Julieta Amatto dijo...

Es muuuuy lindo, :)

luciernaga_poeta dijo...

Linda eres tú al ser tan generosa y amable. Gracias por tu visita y comentario.

Cecy