Seguidores

jueves, 19 de mayo de 2011

ROSAL...



Rosal, porqué me lastimas?
Me acerqué a secar tus lágrimas
y me clavaste las espinas
Cuéntame de los temores
que a tu alma de flor aquejan
y deja que sea mi amor
el que de ellos le alejan

Rosal que ocultan tus hojas
allí, bajo el verdor lustroso
donde corre tu savia orgullosa?
Si quieres te traigo la noche
con su manto brillante de estrellas
y así quizás desabroches
de tu corazón tantas penas.

Rosal, porqué te defiendes
No ves que no soy yo la oruga
que con su apetito te hiere?
Tampoco la abeja que liba
desde tus estambres las mieles
Soy sólo la que se ha quedado
de amor atrapada en tus redes.

Rosal, ¿dirás que me quieres?...

4 comentarios:

José Román dijo...

Mi amor, cada vez que leo un nuevo poema me siento más y más orgulloso de ti; escribes tan bello que llegan al alma.
Las espinas del rosal se han vuelto de terciopelo; su amargura, sus penas y sus dolores, se han tornado alegría y esa felicidad te la debe a ti por que tú has tenido la paciencia infinita de tratar con amor y ternura cada uno de sus males.
Tesoro, soy rosal que te ama con locura...
TUYO SIEMPRE.
José.

luciernaga_poeta dijo...

Cariño, tu no lastimas a nadie, el poema es sólo inspiración.
Tú no eres rosal, tu eres árbol de vida; el que me da sombra en verano, sostiene mi nido y brinda sus frutos de amor y cariño. Contigo mi alma no le temo al frío.
Te amo infinito

Cecy

Vicky E.Durán dijo...

Hola Luciernaga, me encuentro en tus letras, bellisimas por cierto, como todo lo que siempre nos compartes de tu inspiración. A mi me encantan las rosas rojas! y aun y con sus espinas son bellísimas, el amor en su belleza y felicidad tambien trae espinas que causan dolor, pero lo mas preciado es poder encontrar la forma de esquivarlas, pero si aun asi dañan, pues solo es curarse las heridas y pensar que la belleza vale la pena. Un beso amiga, que estes bien!... Vickie

luciernaga_poeta dijo...

Vikina, que alegría amiga!! Cómo están todas las chicas?, no imaginas que nostalgia de los tiempos de antes,del doctor Jotacet, y de todos.
Me has dado una sorpresa al venir a mis letras, siempre te recuerdo.
Besos

Cecy