Seguidores

sábado, 30 de abril de 2011

LEÑOS...



No existe un fuego que arda
más intensamente que yo
cuando en los vertices de tu espalda
descubro que existe Dios

Entonces mis manos se unen
con total devoción
al calor que de tu piel fluye
en torrentes de pasión.

Y acepto la corona de espinas
los clavos, la cruz, la muerte
para luego regresar a la vida
en brasas que tu aliento encienden

6 comentarios:

José Román dijo...

Tesoro, yo descubrí que Dios existe cuando unió nuestras vidas; ahora, desde la felicidad siempre viva, tengo que decir que eres la persona más maravillosa de éste mundo y TE AMO Y TE AMARE SIEMPRE...
TUYO.
José.

Dora Forletti dijo...

Mi querida Lucecita linda, qué bellas son tus palabras...Creo que todos ante el misterio y el milagro del amor, descrubrimos más cerquita la presencia de Dios.
Me encantó tu poemas y te felicito por esa suerte de caminar por la vida tomada de la mano del amor.
Un abracito sulce, para ti, desde mi distancia.
AZUL

luciernaga_poeta dijo...

Que bueno que así sea, o que así lo sientas y veas. Te agradezco tus palabras siempre bellas.
Besos

Cecy

luciernaga_poeta dijo...

Azulita preciosa, que bueno es tenerte en mis escritos.
Siempre añoro los tiempos de PL y estás en mis mejores recuerdos.
Mi cariño infinito

Cecy

Adolfo Payés dijo...

Es un placer haber encontrado tus letras..

Un abrazo
Con mis saludos fraternos de siempre...

luciernaga_poeta dijo...

Gracias Adolfo, siempre es bello encontrarte y mi gratitud contigo es infinita.
Un abrazo y los mejores deseos

Cecy