Seguidores

jueves, 21 de agosto de 2014

Y ASÍ...



Sobre mi espalda tu cuerpo
como un vencido guerrero
y sin amor nos amamos tanto
encendiendo todos los fuegos
que la piel se me convirtió en nido
pa cobijar tus silencios.

Y así quemamos la tarde
con sus enaguas de tedio
y así golpearon tus aguas
la soledad de mi puerto.
Sin  vendernos promesas
ni gastados juramentos...

jueves, 14 de agosto de 2014

MAL CAUSADO...





Quiero enroscarme caracola en el dolor
y dejar drenar este mal que me envenena
exprimir  la última gota del amor
que desorientado se pasea por mis venas

 Rendirme de una vez  y para siempre
aceptando la maldad que te moldea
entendiendo que el herir hasta dar muerte
es de tu alma de escorpión la parte fea.

Quiero morir y despertar en otra carne
sin recuerdos de lo amarga de esta vida.
Elevarme por encima del desastre
menos crédula, más audaz y más erguida.

Extirpar la compasión de mis conceptos
enderezando las curvaturas del perdón
la voluntad como dos rieles de acero
desconociendo que existía esa estación.

Para que, si algún día te arrepientes
y  regresas cabizbajo,arrepentido
encuentres a una mujer diferente
sin recuerdos del haberte conocido.










sábado, 9 de agosto de 2014

COMPAÑERO...




Te vi una tarde dibujado
eras palabra, verso, latido
y no fué por tedio ni cansancio
que mi corazón hizo nido contigo.

Nunca pedí tus credenciales
ni pólizas que me resguarden
traje hasta ti mis alas libres
para que me transites
no para que me repares.

Cuando las tuyas pidan vuelo
lejos de mis colores y mi cielo
no lo dudes compañero
ve siempre tras tus sueños...





jueves, 7 de agosto de 2014

YO...




Quisiera quedarme enredada
en la trama que envuelve a la noche
y quieta entregada a sus colores
fundir en mi cuerpo tu nombre.

Volver río esta piel que me cubre
derramarla de una vez en tu océano
abreviando este tiempo de espera
sostenido en palabras y sueños.

Despertar y que sean tus ojos
lo primero que vean los míos
y tus labios cubriendo  mi cuerpo
sea el abrigo que ahuyenta mis fríos.

Quisiera...



lunes, 4 de agosto de 2014

LA ÚNICA RAZÓN...




Una y otra vez 
vuelvo a hacer nido
en tu frágil rama.
Una y otra vez
la ventisca del ocaso
lo desarma.

El bosque palidece
ante mis ojos de ámbar.
Solo existes tú
tu follaje, mi casa
la única razón:
mi corazón te ama.